Buscar
  • Prologo México

Cómo instalar tu sillín: altura, inclinación y retroceso.

¿Has comprado un sillín nuevo, tal vez uno ergonómico y más corto, y quieres instalarlo en tu bicicleta de ruta o MTB? Sige las instrucciones de Angelo Furlan, instalador de bicicletas, entrenador y ex piloto profesional, y descubre cómo colocarlo.



Cuando montes el nuevo sillín, es importante tener en cuenta tres factores: altura, inclinación y retroceso. Ten en cuenta que debes tomar todas estas medidas en tu sillín viejo, antes de montar el nuevo.

La primera medida es la altura: la distancia entre el soporte inferior y el centro ergonómico del sillín (donde el sillín tiene un ancho de 7 cm). Esto influye en la ROM de rodilla (rango de movimiento). Una ROM no ideal puede generar diversos problemas.

La inclinación impacta en la postura, en la presión en el área perineal y en la tensión de la espalda baja.

Por último, el retroceso del sillín es importante para determinar la posición más eficiente y evitar problemas de rodilla.

Empecemos con la altura: cuando cambies tu sillín, debes conservar el mismo ajuste que el de sujeción. Para ello, debes medir antes de montar el nuevo, la altura entre el soporte inferior y el centro anatómico. De esta manera, puedes tener una referencia clara. ¿Es posible hacerlo con un simple medidor?



Cuando se habla del revés, es importante ser consciente del hecho de que este valor es diferente entre un sillín estándar y un sillín corto. Si es la primera vez que tienes un sillín corto, para mantener la misma posición, debes tener en cuenta el centro anatómico, no la punta al tomar las medidas.

Entonces:

-Crea una proyección del eje vertical del soporte inferior. Puedes usar un palo para crear esta distancia.

-A partir de esta proyección, calcula la distancia desde el centro anatómico. Esta es la medida a mantener, sin importar la longitud del sillín. Si consideras la distancia desde la punta y luego montas un sillín más corto, tu posición será más hacia atrás, lo que ocasionará posibles problemas.



Al final, establece la inclinación. Para medirla en tu viejo sillín, es posible usar una herramienta de nivel. Si tienes un sillín redondo o semi-redondo, coloca la herramienta en la parte más ancha y asegúrate que se considere el centro anatómico. No hay una regla específica con respecto a la inclinación. Cada ciclista requiere encontrar su entorno ideal teniendo en cuenta sus disciplinas, características del cuerpo y geometría de la bicicleta. Para encontrarlo por primera vez, es conveniente contar con el apoyo de un especialista.

Una vez que tengas todas estas referencias a seguir, solo monta tu nuevo sillín y disfrútalo plenamente.


#PrologoMexico #MyOwn #Happy #Beautiful


Si requieres asistencia, escríbenos: contacto@prologomexico.com

64 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo